Alergia primaveral: 7 alimentos para combatirla

Llega la primavera y, con ella, la aparición de alergias producidas principalmente por pequeñas sustancias como el polen, las gramíneas o el olivo, que ejercen una respuesta inflamatoria del sistema inmunitario, provocando síntomas como el picor de ojos, estornudos, asma, tos… que pueden comprometer nuestra salud y estado de ánimo.

Dichas alergias se producen cuando un alérgeno supera las primeras barreras defensivas del organismo (piel y mucosas) y, aunque la mayoría de las veces no se pueden evitar, sí es posible minimizar su efecto o prevenirlas mejorando nuestro sistema inmunitario. Por ello, es importante llevar a cabo una alimentación óptima para mantener nuestro sistema digestivo (paredes intestinales, mucosas y microbiota) en perfecto estado ya que su función incluye proteger el organismo de patógenos externos y generar sustancias beneficiosas.

A continuación, te proponemos una serie de alimentos que, incluidos en el marco de una alimentación saludable, nos pueden ayudar a prevenir y afrontar la alergia primaveral:

  • Alimentos ricos en vitamina C: esta vitamina antioxidante interviene en el funcionamiento del sistema inmunológico y reduce la incidencia y la gravedad de los síntomas de las infecciones del tracto respiratorio. Son ricos en vitamina C: kiwi, naranja, limón, tomate, piña, fresas, sandía, brócoli y coliflor, entre otros.
  • Legumbres: tanto las lentejas como los garbanzos o las alubias son ricas en vitamina B, vitamina E, ácido fólico, sodio, potasio, magnesio y zinc, nutrientes que ayudan en la mejora de las defensas de nuestro organismo.
  • Cúrcuma: esta especie contiene curcumina, sustancia conocida por su acción antioxidante y antiinflamatoria, muy útil en problemas respiratorios como alergias, asma y bronquitis.
  • Ajo: esta especie contiene alicina, un potente antiinflamatorio que ayuda a evitar que pulmones, fosas nasales y ojos se hinchen, mejorando las rinitis alérgicas.
  • Cebolla: es rica en quercitina, un antioxidante con acción antihistamínica utilizado para prevenir síntomas de la alergia como la secreción nasal, lagrimeo, picor, etc.
  • Alimentos fermentados: los encurtidos (pepinillos), el kimchi (col china), el chucrut (col blanca), el kéfir o los yogures son alimentos probióticos cuya fermentación genera bacterias beneficiosas para nuestra flora intestinal y, por ello, ejercen una actividad antioxidante, antimicrobiana y antiinflamatoria que ayuda a la hora de combatir las alergias primaverales ya que fortalecen nuestras defensas.
  • Té verde: esta planta contiene galato de epigalocatequina (EGCG), una sustancia que previene y reduce la producción de histamina, disminuyendo y aliviando los síntomas de la alergia. Para beneficiarnos de sus propiedades, es necesario calentar el agua entre 60-80ºC (sin que llegue a hervir) e infusionar el té entre uno y tres minutos.