Aumenta la edad media de los pacientes con VIH

El perfil del paciente con VIH está cambiando y cada vez se detectan pacientes con una edad media mayor y que se enfrentan a nuevas necesidades, por lo que es preciso evitar las comorbilidades (las enfermedades asociadas al virus). Ésta es una de las principales conclusiones de la reunión ‘VIH ES: Ir más allá de la indetectabilidad’, organizada por la compañía de investigación biofarmacéutica Gilead en A Coruña.

 En esta jornada se destacó que, hoy en día y con acceso a un tratamiento apropiado, los pacientes con VIH pueden vivir “casi tanto tiempo como la población en general”. No obstante, las investigaciones revelan que tienen “un riesgo más elevado” de sufrir comorbilidades relacionadas con la propia patología, el tratamiento y la edad.

A medida que los pacientes con infección por VIH envejecen, determinadas comorbilidades como la diabetes, dislipemia, hipertensión arterial, eventos cardiovasculares, osteoporosis y disfunción renal son más prevalentes. Asimismo, diversos síndromes geriátricos como la fragilidad o el deterioro cognitivo pueden aparecer a partir de la séptima década de la vida.

Fuente: JANO