Cómo afecta a la salud el cambio climático

Conocemos los efectos del cambio climático en forma de desastres naturales, que producen muertos y heridos, con las consecuentes repercusiones en los sistemas sanitarios. De hecho, entre 2007 y 2016, hubo un promedio de 306 desastres relacionados con el clima por año, lo que representa un incremento del 46% desde 2000.

Pero más allá de estos efectos que pueden parecernos más “globales”, el cambio climático tiene repercusiones en la salud de millones de personas en todo el mundo. Así lo revela un informe elaborado bajo la dirección de la revista The Lancet, que advierte de que el cambio climático tiene un serio impacto en la productividad laboral y favorece la propagación de enfermedades infecciosas.

El informe, titulado The Lancet Countdown on Health and Climate Change, tiene en cuenta 40 indicadores clave, y constituye el primer análisis anual completo sobre el progreso del cambio climático. Liderado por The Lancet, se ha realizado en colaboración con 24 instituciones académicas y organizaciones intergubernamentales, incluidas la Organización Mundial de la Salud y la Organización Meteorológica Mundial.

Algunos de estos efectos son:

-Estrés e insolaciones, episodios de insuficiencia cardíaca o riesgo de lesión renal por deshidratación, provocadas por las olas de calor. Entre 2000 y 2016, 125 millones de adultos mayores de 65 años estuvieron expuestos a olas de calor.

-Aumento de la tasa de transmisión de algunas enfermedades infecciosas por mosquitos. Por ejemplo, la tasa para la transmisión del dengue por el mosquito Aedes aegypti ha aumentado en un 9,4% desde 1950. Y el número de casos de la enfermedad casi se ha duplicado cada década.

-Desnutrición: el número de personas desnutridas en 30 países de Asia y África ha aumentado de 398 a 422 millones desde 1990, por el impacto que el cambio climático tiene en la producción de cultivos. En concreto, un aumento de 1ºC en la temperatura global se asocia a una disminución del 6% en rendimientos mundiales de trigo y de un 10% en el de granos de arroz.

Estos son sólo algunos de los efectos que ya está dejando el cambio climático en nuestra salud. Por ello, este estudio también pretende ser un llamamiento a los gobiernos para hacerle frente, por los importantes beneficios que supondría, también económicos. Y advierten de que no hacer nada se acabaría contabilizando en pérdidas de vidas que se pueden prevenir.