Dieta depurativa para el otoño

Tras los excesos que podamos haber cometido en verano es hora de volver a una dieta y hábitos alimenticios adecuados y aprovechar para incluir algunas medidas que contribuirán a depurar el organismo.

Bebe más agua

El cuerpo necesita hidratarse, por eso resulta fundamental beber agua (unos dos litros diarios). Además, ayuda a eliminar toxinas acumuladas y mejora la función renal. A lo largo de la jornada se aconseja beber unos ocho vasos de agua, dos en ayunas. Ten en cuenta que al despertar hemos pasado muchas horas sin aportar líquidos al organismo, por eso conviene tomar agua a pequeños sorbos..

Más fruta

Tanto a primera hora del día como en cualquier momento, sobre todo como tentempié para aprovechar mejor sus nutrientes, son una fuente básica de vitaminas y otros nutrientes indispensables, así como de fibra. Podemos tomarlas enteras o en zumos. Algunas frutas otoñales típicamente otoñales como la granada (que podemos exprimir como si fuesen naranjas), la manzana y la uva son muy depurativas.

Infusiones depurativas

Aprovecha el tiempo otoñal para preparar reconfortantes infusiones. Son una manera excelente de proporcionar al organismo el agua que necesita. Las más depurativas son la cola de caballo, el diente de león… y puedes incluir también el té verde, por sus propiedades diuréticas, pero también antioxidantes, y su bajo contenido en cafeína.

Sopas y cremas de verduras y hortalizas

Si ahora no apetece tanto tomarlas crudas, en forma de ensaladas, aprovéchalas para preparar deliciosas sopas y cremas que las combinen. Apio, espárrago, cebolla, alcachofa… son especialmente efectivas para depurar. Así como la familia de las crucíferas (col, coliflor, brécol, repollo…), cuyo contenido en tianosulfatos les aporta además propiedades anticancerígenas.

Los cereales, mejor integrales: sustituye los cereales refinados (pan, pasta…) por su versión integral. Es más nutritiva y además aporta fibra, beneficiosa para el tránsito intestinal y cuyo consumo adecuado se relaciona con un menor riesgo de sufrir algunas enfermedades como la aterosclerosis y el cáncer de colon.

Reduce los excitantes (café, té negro, chocolate…), así como la sal (cuyo exceso contribuye a la retención de líquidos) y el alcohol. Son hábitos que contribuirán a este proceso depurativo otoñal.

Leave a Reply