Dieta equilibrada, diez alimentos muy sanos

El secreto para mantener una dieta equilibrada y sana es seguir una alimentación lo más variada posible y comer con moderación. Los continuos avances en dietética nos descubren día a día nuevas virtudes de los alimentos. Estos diez que recogemos a continuación son una muestra de alimentos a incorporar a tu dieta con grandes beneficios para tu salud.

Aceite de oliva, cardiosaludable: por su composición de ácidos grasos (esencialmente ácido oleico) puede ayudar en la prevención de la arteriosclerosis y otras enfermedades cardiovasculares relacionadas con un exceso de colesterol en sangre. También destaca por su contenido en vitamina E, de acción antioxidante, y su suave acción laxante.

Ajo, de efecto bactericida: su fuerte sabor y olor se debe a su contenido en alicina (sustancia con acción bactericida). Ésta, junto a los compuestos azufrados que contiene, explica gran parte de sus propiedades beneficiosas. Sus efectos protectores están también relacionados con la presencia de sustancias antioxidantes como flavonoides. Por otro lado, hay que estudios que han sugerido que la cantidad equivalente a medio o un diente de ajo puede disminuir el colesterol.

Avena, para el sistema nervioso: es el cereal más rico en proteínas y grasas (la mayoría insaturadas). La avena es especialmente rica en fibra, con una buena cantidad de vitamina E y de vitaminas del grupo B, importantes para el sistema nervioso. Ayuda a regular el colesterol y el buen funcionamiento del sistema gastrointestinal.

Verduras crucíferas, fuente de sustancias bioactivas protectoras: el brécol, la col, la coliflor… destacan por su contenido en compuestos derivados del isotiocianato, glucosinolatos, entre otros, que parecen tener un efecto protector frente a diferentes tipos de cáncer. Por eso se recomienda su consumo como factor preventivo,  imprescidimbles en la dieta.

Frutos rojos, antioxidantes: grosellas, arándanos, moras, frambuesas y fresas destacan por su abundancia de pigmentos naturales (antocianos y carotenoides), que les confieren su coloración característica, de acción antioxidante, que se ve potenciada por su también destacado contenido en vitamina C.

Naranja, fuente de vitamina C: destaca por su aporte de vitamina C y ácido cítrico, así como de folatos y carotenoides, como el betacaroteno (provitamina A), que le otorgan su color anaranjado y propiedades antioxidantes.

Nuez, fuente de omega 3 y omega 6: fuente rica de ácidos grasos esenciales (omega 3 y omega 6), cuyo consumo está asociado a la reducción del colesterol y, en consecuencia, previene las enfermedades coronarias. Además, es rica en vitamina E (antioxidante), fibra, magnesio, potasio y arginina.

Sardina, rica en ácidos grasos saludables: fuente de proteínas de alta calidad, la sardina, como todo el pescado azul en general, contiene ácidos grasos del tipo omega-3, beneficiosos para la salud del sistema cardiovascular, pues reducen el riesgo de infarto, trombosis, hipertensión arterial… Además, si se toma con espinas, es una buena fuente de calcio.

Soja, isoflavonas para la menopausia y fibra: es uno de los alimentos más ricos en proteínas vegetales. Contiene fibra tanto soluble como insoluble, por lo que incluirla en nuestra dieta puede ayudar a prevenir el estreñimiento. Su grasa está formada sobre todo por ácidos grasos insaturados (cardiosaludables), y posee isoflavonas, de acción similar a la de los estrógenos, por lo que es un aliado en la menopausia para aliviar sus síntomas.

Yogur, prebiótico y fuente de calcio: más digestivo que la leche ya que sus proteínas son parcialmente digeridas por las bacterias lácticas, el yogur destaca su aporte de calcio y fósforo, implicados en el mantenimiento y desarrollo de los huesos, proteínas, hidratos de carbono y vitaminas, especialmente A, D y B (sobre todo ácido fólico).

El seguro médico Medifiatc pone a tu disposición especialistas como el endocrino que te ayuda a mantener tu peso y adquirir hábitos alimenticios saludables para una dieta equilibrada.

Leave a Reply