Dismetría o síndrome de la falsa pierna corta

Cada individuo tiene su propia anatomía, determinada por el ADN. Ser más alto o más bajo, con ojos claros u oscuros… todo ello viene determinado genéticamente, pero en ocasiones aparecen cambios anatómicos que nos hacen pensar en alteraciones estructurales a nivel óseo, que realmente no lo son. Molestias, dolor e incluso limitación a la deambulación pueden acompañar a afectaciones de tipo muscular o articular que llevan a un falso síndrome.

Cuando uno piensa en una pierna corta o en una dismetría, que es como se denomina esta alteración, cree que existe una diferencia en la longitud de los huesos de la pierna y de ahí que haya una diferencia en altura de ambas extremidades. Para comprobarlo, hay que realizar una valoración mediante un estudio de diagnóstico por la imagen y medir cada una de las extremidades para poder compararlas. En el caso de que hubiera una diferencia real, la solución suelen ser órtesis para corregir la dismetría y así igualar ambas extremidades y permitir una correcta deambulación.

Pero en la mayoría de ocasiones esta diferencia no es tal, sino que existen factores a nivel muscular o articular que provocan esta “falsa” alteración. La causa más frecuente suele localizarse en la zona de la articulación sacroilíaca, siendo los corredores y ciclistas los colectivos más afectados. Cuando los músculos flexores y extensores de la cadera se contracturan, cambia la alineación y, por tanto, el cuerpo se adapta a estos cambios para minimizar estas alteraciones momentáneas pero molestas. El psoas ílaco, sartorio, recto anterior o adductores como flexores, y los glúteos e isquiotibiales como extensores son los grupos musculares que pueden afectarse y estar detrás de una dismetría temporal.

Para corregir esta problemática de inicio es esencial acudir al especialista para reducir las molestias y poder caminar sin dolor y correctamente. Una vez conseguido el primer objetivo, valorar las causas que han llevado a la aparición de esta lesión ya que en muchas ocasiones se trata de problemas de técnica deportiva y/o de una rutina de entrenamiento inadecuada.