¿Dónde está el azúcar que no vemos?

Una investigación pionera en nuestro país liderada por expertos de la Universidad CEU San Pablo y la Fundación Española de Nutrición ha analizado la presencia de azúcares añadidos y de sus sustitutos habituales, los edulcorantes bajos en o sin calorías, en más de mil productos entre los principales grupos de alimentos consumidos en España.

Los resultados de este trabajo, que se han publicado en la revista Nutrients, no dejan de ser sorprendentes pues ponen en evidencia la importante presencia de estas sustancias en los alimentos de consumo diario de gran parte de la población, y en alimentos que, a priori, no diríamos que llevan azúcar:

  • Los edulcorantes bajos en o sin calorías están presentes en el 100% de las bebidas carbonatadas sin azúcar, en el 89% de dulces como caramelos y chicles sin azúcar, en el 45% de las bebidas de soja, y en 18% de los yogures y leches fermentadas.
  • Hay azúcares añadidos en el 100% de los refrescos azucarados, el 96% de las bebidas energéticas e isotónicas, el 100% de los productos de panadería y pastelería, chocolates y helados, el 96% de los cereales de desayuno y barritas de cereales y el 89% de las mermeladas.
  • También se han detectado azúcares añadidos en el 86% de las salchichas y subproductos cárnicos (tocino, chorizo, etc.) y en el 14% de los derivados del pescado.
  • Legumbres y frutas en conserva presentan un 78 y 63% de productos con azúcares añadidos, respectivamente, y sólo el 10% de las hortalizas en conserva tienen.
  • En el 61% de las “comidas listas para consumir”, se han visto azúcares añadidos. Igualmente, los aperitivos analizados tenían azúcares añadidos en el 8% de los productos. Por último, en salsas y condimentos, el 57% de los productos evaluados contenían azúcares añadidos.

Sobre los edulcorantes…

En los últimos años ha habido un aumento de la concienciación de la población en la necesidad de reducir el consumo de azúcar. Como consecuencia, la industria alimentaria ha incrementado el uso de edulcorantes en alimentos y bebidas como sustitutos del azúcar. Aunque la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) y la evidencia científica disponible avalan su seguridad en los niveles añadidos de estos aditivos alimentarios, los datos relativos al consumo de los diferentes tipos de edulcorantes y azúcares contenidos en los alimentos y bebidas comercializados son todavía limitados. Lo más conveniente sería irse habituando a prescindir del azúcar añadido, y también de los edulcorantes, para disfrutar de una alimentación que esté más basada en productos naturales.