Edulcorantes y diabetes

stevia y diabetesLa dieta es un elemento clave en el tratamiento de la diabetes y sus complicaciones. Uno de los objetivos específicos del tratamiento dietético en las personas con diabetes es conseguir y mantener en lo posible concentraciones de glucemia lo más cercanas a las normales, evitando picos, así como alcanzar y mantener un peso ideal.

El considerable aumento de personas con diabetes ha causado un gran interés en la búsqueda y conocimiento de los edulcorantes poco energéticos o acalóricos (sin calorías) para sustituir el azúcar tradicional, ya que éstos tienen un contenido calórico insignificante y no alteran el control glucémico ni los niveles de lípidos.

Los edulcorantes

Todos los edulcorantes son sustancias utilizadas para endulzar, ya sean de origen natural (miel, fructosa, estevia, sirope de agave…) o artificial (sacarina, aspartamo…). Dentro de cada clasificación, encontramos algunos calóricos o nutritivos y los acalóricos o bajos en calorías.

Los más ligeros

En casos de diabetes, sobrepeso u obesidad, elegiremos aquellos acalóricos que nos servirán para reemplazar al azúcar común. Para valorar el poder endulzante de cada uno de ellos se toma como referencia la sacarosa (azúcar común), a la que se le otorga el poder endulzante 1, pues todos ellos procuran semejarse al máximo posible.

– Sacarina: puede que sea el más conocido. Su poder endulzante es 300 veces mayor que el azúcar. Es resistente al calentamiento y a medios ácidos, por lo que es muy utilizado en procesos de elaboración de alimentos y bebidas dietéticas.

– Aspartamo: es entre 180 y 220 veces más dulce que el azúcar y aunque aporta las mismas calorías, en las concentraciones empleadas (dosis muy bajas) el aporte energético es casi nulo. Es estable en medio ácido, pero no resiste altas temperaturas, con lo cual, su uso no está indicado en el mundo de la repostería.

– Acesulfamo K: es unas 150 veces más endulzante que la sacarosa. Se puede emplear principalmente para cocinar, hornear y realizar refrescos light ya que es una sustancia muy estable.

Los límites de seguridad recomendados son 1.000 mg/día para la sacarina, 5 0mg/kg de peso/día para el aspartamo y 9 mg/kg de peso/día para el adesulfamo K. Durante el embarazo no se recomienda de forma habitual el uso de ningún edulcorante artificial.

Es muy importante leer bien las etiquetas y comprobar la cantidad de azúcar o edulcorantes y calorías que contiene el producto. Sobre todo, en aquellos alimentos dietéticos o “para diabéticos”.

La estevia

La estevia, que ahora está tan de moda, es un edulcorante de origen natural. Se obtiene a partir de una planta, que posee un agradable sabor dulce, tipo regaliz. Tiene un poder endulzante 30 veces superior al azúcar y no aporta calorías extra. Por tanto, está siendo muy utilizada en dietas de adelgazamiento.

El  seguro médico Medifiatc te da cobertura en todas las especialidades, sin listas de espera, sin copagos y sin restricción de visitas.  Como, por ejemplo, el endocrinólogo  que te ayuda a controlar tu metabolismo y tu peso así como a adquirir hábitos de alimentación saludable. Consulta los especialistas en endocrinología que integran la Guía Médica de FIATC.

Leave a Reply