El cerebro sigue conectado en el sueño no REM

El sueño está compuesto por varios ciclos en los que se suceden distintas fases: de ondas largas y cortas, que forman el sueño no REM, y la fase de sueño REM. En una noche, lo habitual es experimentar cuatro o cinco ciclos completos de unos noventa minutos cada uno.

“Se pensaba que durante el sueño no REM el cerebro se desconectaba y las áreas individuales ya no podían comunicarse de manera efectiva”, indica a Sinc Umberto Olcese, investigador del Instituto Swammerdam de Ciencias de la Vida de la Universidad de Ámsterdam, Países Bajos.

Ahora se ha descubierto que durante esta fase del sueño sí existe cierta comunicación, en concreto, correlaciones neuronales. Estas pueden darse en neuronas ubicadas dentro de regiones individuales o entre diferentes áreas cerebrales. El hallazgo ha permitido también analizar las bases científicas de la consciencia, un campo cada vez más importante de la neurociencia.

Fuente: JANO