El consumo de carne procesada empeora la función física

Quienes consumen muchas carnes procesadas tienen un 30% más probabilidades de empeorar su función física, en comparación con quienes apenas consumen este tipo de alimentos, según señalan expertos del departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM).

Sin embargo, la toma elevada de carnes rojas o carnes blancas no se asoció a dicho empeoramiento. “Los resultados sugieren que el efecto beneficioso de las proteínas de calidad de la carne desaparece si está es procesada, lo que incrementa su contenido en grasas no saludables, sodio y nitritos”, asegura la primera autora de este trabajo. Esta hipótesis, explica, se ve reforzada por resultados adicionales, “en los que al calcular el efecto de reemplazar las carnes procesadas por otros alimentos proteicos -como pescado, legumbres, lácteos o frutos secos-, se observa que la probabilidad de deterioro de la función física disminuye”.

Fuente: JANO