El tupper, tan sano como la comida del colegio

El tupper en los colegios presenta varios factores positivos entre los que destaca la posibilidad de elegir la materia prima, según miembros del Comité de Nutrición de la Asociación Española de Pediatría, que también reconocen que es una opción a la que hay que dedicarle más tiempo, ponerse en la cocina, pensar en los menús… pero que no tiene por qué ser en demérito de la calidad de la dieta.

La recomendación de los expertos para preparar el tupper se centra en que los padres “intenten combinar todos los grupos de alimentos” a la hora de elaborar los menús, incluyendo “pasta o arroz dos o tres veces a la semana” o “verdura, hortalizas o legumbres el resto de los días”. De segundo plato, “carne o pescado”, y ocasionalmente huevo y derivados.

Respecto al postre, se insiste en que se base en “fruta y de cuando en cuando lácteos”, puesto que en las pequeñas comidas como el almuerzo o la merienda ya se consume mucho lácteo. Según el médico, “el postre debería ser fruta la mayoría de los días”.

Se aconseja, asimismo, evitar poner en el tupper algunos tipos de alimentos, si bien “ocasionalmente se pueden consumir”. Es el caso de los “precocinados, elaborados y fritos”. De acuerdo con el especialista, estos alimentos “no deben estar en el menú todas las semanas”, si bien esto no quiere decir “que no puedan estar” nunca.

 Fuente: JANO

Leave a Reply