Entrenar con kettlebells

Entrenar en el gimnasio ofrece muchas posibilidades, sobre todo por la cantidad de material con el que se cuenta. Desde mancuernas o barras hasta máquinas que permiten trabajar diferentes grupos musculares, pasando por otras opciones como las clubbells o las kettlebells. Estas últimas permiten realizar ejercicios en los que se trabajan funcionalmente aptitudes como la fuerza y la coordinación.

Las kettelbells son pesas, al fin y al cabo, pero por sus características permiten hacer una gran variedad de ejercicios que otro tipo de pesas no permiten. Se trata de unas “bolas con un agarre” que facilita que se puedan hacer movimientos en diferentes rangos y ángulos además de en todos los planos del espacio.

El swing

El entrenamiento es global ya que cada ejercicio implica más de un grupo muscular. Cabe destacar que uno de los músculos que más se implica es el “core”, ya que se trabaja de manera específica a nivel de la faja abdominal. Una faja que va a fortalecerse con una técnica adecuada pero que puede resultar perjudicada si no se realizan correctamente los ejercicios. Uno de estos ejercicios, por el que más se conoce a las kettlebells, es el “swing”. Un swing bien realizado puede aportar beneficios, pero a su vez por ser el más popular puede ser también un arma de doble filo y ocasionar molestias y dolores, sobre todo en la espalda.

Este movimiento no consiste en nada más que en utilizar la cadera como bisagra pero el movimiento debe ser preciso, es más importante la calidad de ese movimiento que el número de repeticiones que se realicen. La base se encuentra en realizar una mínima flexión de rodillas y una máxima flexión de la cadera. Una vez se consigue dominar este patrón, será fácil añadir otros movimientos, además de aumentar la carga.

La combinación del movimiento con el peso puede ser una opción perfecta para incorporarse a las diferentes sesiones de entrenamiento, dejando atrás la monotonía. Pero es necesario recordar que la importancia de dominar la técnica y, en caso de duda, consultar con los profesionales.