Hábitos que alargan la vida

Tras un estudio sobre más de 120.000 personas, que ha consistido en observar sus comportamientos más o menos saludables durante 34 años, científicos de la Harvard T.H. Chan School of Public Health han dado con los que consideran los cinco factores clave que pueden suponer un aumento en la esperanza de vida. Se trata de cinco hábitos que aumentarían hasta 14 años en mujeres y 12 años en hombres la esperanza de vida, según se sigan hábitos de vida más o menos saludables.

El estudio, publicado en la revista Circulation deja claros los beneficios de un estilo de vida sano que estaría formado, básicamente, por:

  • No fumar.
  • Hacer deporte.
  • Cuidar la alimentación.
  • No pasarse con el alcohol.
  • Evitar el sobrepeso.

Pero, aunque es sabido por todos que estos son hábitos saludables, no todos los ponemos en práctica. Quizás si tenemos en cuenta estos datos del equipo de investigadores, cambiaremos nuestra manera de vivir. Y es que ha concluido, nada más y nada menos, que a los 50 años de edad, una mujer que mantiene un estilo de vida conforme a estos cinco factores saludables puede tener una esperanza de vida de 43 años más. Para un hombre de la misma edad sería de 37 años. Para las personas que no respetan ninguna de estas recomendaciones, la esperanza de vida media es de 29 años más en el caso de las mujeres y de 25 para los hombres.

Eso sí, si todavía no los hemos puestos en práctica, ninguno o alguno, no hemos de darlo todo por perdido pues los investigadores destacan que nunca es tarde para mejorar y que, se empiece cuando se empiece, se pueden obtener beneficios. Y es que no llevar un estilo de vida saludable sí que puede tener consecuencias negativas. Los investigadores señalan el riesgo de sufrir cáncer u otras enfermedades por fumar, o la diabetes y los problemas cardiovasculares asociados a una mala dieta. Por eso insisten en que si se adoptan los cinco hábitos a los que apuntan, los beneficios están garantizados.

La conclusión es: cuanto más sano vivimos, más aumentamos la esperanza de vida.