Hombres y depresión posparto

Hasta el 30% de madres sufre lo que se ha denominado depresión posparto, pero si bien se presta atención a este trastorno en las mujeres que acaban de ser madres, hay padres que lo padecen sin que nadie se dé cuenta. Algo en lo que también influye que los hombres no exteriorizan tanto lo que les sucede, aunque la situación les supere.

Más irritables

La depresión postparto en hombres es más frecuente de lo que pensamos. La Organización Mundial de la Salud advierte de que al menos un 10% de los padres sufren de este problema tras el parto de sus parejas, frente al 40% de las mujeres. Pero, según los expertos, la depresión postparto en el hombre tendría manifestaciones un tanto distintas a las de la mujer. En el hombre más que el típico cuadro de tristeza en el que se pudiera mostrar abatido o decaído, afloran actitudes de irritabilidad y agresividad, fruto de la ansiedad que les invade al no ser capaces de gestionar la situación ni los sentimientos que les provoca.

Además, el hombre no suele manifestar estos síntomas inmediatamente después del nacimiento, como sí sucedería en la mujer, sino más bien a partir del tercer mes de vida del bebé.

Desmotivados

El hecho de no saber cómo ayudar a su pareja puede provocar apatía, ya que pueden sentirse desplazados por otras mujeres, como amigas o familiares, que asumen el rol de ayudar a la mamá primeriza, dejando al hombre de lado. Esto es causa de desmotivación y de que no actúe como se esperaría.

Trabajo en equipo

Como se trata de una situación nueva para ambos miembros de la pareja, exige, por tanto, de paciencia, compresión y el amor, para ir sorteando los obstáculos que se vayan produciendo al principio, fruto de la adaptación mutua al bebé.

La depresión postparto en hombres es un fenómeno aún poco estudiado pero que debe tenerse en cuenta por sus consecuencias a largo plazo, que no sólo puede afectar a la estabilidad de la pareja y de la familia.