Juguetes sanos y seguros

Los juguetes que se regalarán durante las fiestas navideñas siguiendo distintas tradiciones, desde Papá Noel hasta los Reyes Magos, deben cumplir con normativas que garantizan su seguridad y la adaptabilidad a la edad del niño o niña a los que van dirigidos.

La Asociación Española de Pediatría (AEP), en  relación con los juguetes que estos días serán entregados a los niños, se hace eco de las recomendaciones de la doctora María Jesús Esparza, secretaria del Comité de Seguridad y Prevención de Lesiones no intencionadas en la Infancia de la AEP. La Doctora Esparza indica que hay dos aspectos fundamentales que han de tenerse en cuenta a la hora de comprar un juguete: ver que este esté adaptado a las necesidades, preferencias, gustos y capacidades del niño, y que cumpla con los criterios de seguridad establecidos por la normativa europea, prestando mucha atención a que el etiquetado reúna todas las garantías. En este punto la doctora asegura que los comercios de proximidad y las grandes superficies suelen vender solo productos garantizados.
Un juguete inadecuado, indica la doctora Esparza, puede ocasionar heridas, estrangulamiento, asfixia, descarga eléctrica, incendio, daños por ingestión, inhalación, contacto con la piel, boca u ojos, infección o intoxicación.

Además de la seguridad de los juguetes es conveniente tener también en cuenta la cantidad. No es bueno el exceso, el niño podría dejar de apreciar el regalo y el cariño con el que se ha buscado, asegura la doctora. Es necesario también equilibrar el tipo de juguetes que se regala útiles para jugar él solo y desarrollar ciertas capacidades y aquellos juegos que le permitirán compartir la diversión con otros niños o adultos.

Por último, indica la doctora no existe un juguete perfecto, pero sí debe procurarse el equilibrio entre los juguetes tradicionales y los basados en las nuevas tecnologías. Ambos, cada uno en sus características, ayudan a desarrollar unas habilidades u otras, y es interesante que la formación del niño se realice en ambos sentidos, unos potenciando la imaginación y otros las capacidades psicomotoras, asegura. El cualquier caso, anima a los padres a participar activamente en los juegos de los niños y pasar un mayor tiempo con ellos, aprovechando estos días de vacaciones.

Según indica la Asociación Española de fabricantes de juguetes en la web niñoseguro.es,  la etiqueta del juguete debe contener una serie de informaciones  que son importantes para la selección del juguete.

La marca CE debe llevar las letras CE, el nombre y dirección del fabricante y un código de identificación que permite asegurar la “trazabilidad” de cualquiera de sus modelos de juguetes, en caso de que haya que tramitar su rápida retirada del mercado por algún problema de seguridad posterior.

El artículo 11 de la Directiva Europea 88/378* indica:
En el caso de juguetes de tamaño reducido, así como en el de juguetes compuestos por elementos de tamaño reducido, estas indicaciones podrán asimismo ir colocadas sobre el embalaje, en una etiqueta o en un folleto. Cuando dichas indicaciones no vayan colocadas sobre el juguete, deberá llamarse la atención del consumidor sobre la utilidad de conservarlas.