La ausencia de la madre en la primera infancia predispone a la depresión

La privación materna durante las primeras etapas de la infancia puede conducir a una depresión que conlleva una mayor vulnerabilidad al consumo de alcohol en la edad adulta, según muestra un estudio realizado por la Universidad Pompeu Fabra (Barcelona) y publicado en European Neuropsychopharmacology.

Para ello, los investigadores desarrollaron un modelo de separación maternal tras el nacimiento en roedores, que produce en el animal síntomas depresivos. Usaron tests de evaluación de la conducta y analizaron su consumo de alcohol y la recaída después de la abstinencia. También evaluaron la presencia de diferentes compuestos en áreas del cerebro. Los resultados del estudio muestran que la separación maternal produce en el roedor una afectación del sistema de recompensa. Esto hace que los animales sientan menor placer ante el consumo de estímulos positivos como el alcohol, por lo que realizan tomas más intensas.

Fuente: JANO