La grasa, y no el peso corporal, debería centrar el criterio que determina obesidad

La referencia habitual para valorar si una persona tiene un peso saludable es el índice de masa corporal, que relaciona el peso con la estatura. Desde hace un tiempo, no obstante, esta fórmula no siempre ayuda a predecir si se van a tener problemas de salud asociados al sobrepeso. Un equipo de investigadores liderados por Shang-Ping Hung, del Hospital Chi Mei en Liouying, Taiwan, ya observó en un grupo de mujeres de entre 20 y 26 años que el 70% de las que tenían un exceso de grasa corporal habrían pasado por sanas atendiendo a su índice de masa corporal.

Un estudio actual de la Universidad Politécnica de Auckland concluye que en los países desarrollados hasta el 90% de los hombres adultos, el 80% de las mujeres y el 50% de los niños tienen un porcentaje de grasa problemático para su salud. Y sus autores abogan por que el criterio que determina la obesidad no se centre en el peso corporal sino en la grasa. Una forma aproximada de medir la sobregrasa consiste en relacionar la circunferencia de la cintura con la mitad de la altura; si es mayor, habría sobregrasa. De todas formas, medir con precisión los niveles de grasa corporal requiere métodos tecnológicamente más complejos como la absorciometría con rayos X de doble energía.

Fuente: JANO