La parte del cerebro conocida como materia blanca se altera con la depresión

Una amplia investigación realizada por investigadores de la Universidad de Edimburgo (Reino Unido) ha identificado cambios en la estructura del cerebro que podrían deberse a la depresión. Las alteraciones se encontraron en la parte del cerebro conocida como materia blanca, que contiene trazos de fibra que permiten a las células cerebrales comunicarse entre sí mediante señales eléctricas.

El estudio, realizado en colaboración con Universidad de Glasgow sobre 3.000 personas -el más grande de su tipo hasta la fecha- arroja luz sobre la biología de la depresión y podría ayudar en la búsqueda de un mejor diagnóstico y tratamiento. Los científicos de la Universidad de Edimburgo utilizaron una técnica de vanguardia conocida como imágenes con tensor de difusión para mapear la estructura de la sustancia blanca. El trabajo reveló que una parte de la materia blanca se había reducido en las personas que habían reportado síntomas indicativos de una depresión. Los mismos cambios no se observaron en personas que no tenían estos síntomas.

Fuente: JANO