La práctica regular de ejercicio se relaciona con menor riesgo de cáncer de estómago

La práctica regular de actividad física en el ámbito doméstico y en el tiempo libre se asocia con una reducción del riesgo de padecer tumores malignos de estómago. Además, el beneficio se observa tanto para el conjunto de tumores gástricos como para diferentes tipos de cáncer de estómago, pero sólo en los no sedentarios, según un estudio publicado en el último Plus One.

Los resultados muestran la relevancia de la actividad física doméstica, tanto la de intensidad baja (cocinar, planchar, hacer las camas, etc.) como la de intensidad alta (frotar suelos o ventanas, jugar con niños activamente, etc.) en la prevención cáncer de estómago. Las personas que dedicaban más tiempo a las tareas domésticas tenían un riesgo un 50% menor que las menos activas. En cuanto a la actividad física en el tiempo libre, las personas que dedicaban al menos 150 minutos a la semana (20 minutos diarios) a actividades ligeras o moderadas como pasear o ir en bicicleta (el umbral recomendado), presentaron un riesgo de cáncer de estómago un 27-39% menor que los inactivos. Destacar que los beneficios de la actividad física sólo se observaron en personas no sedentarias, por lo que los investigadores del estudio inciden en la importancia de promover la práctica de actividad física en todos los ámbitos de la vida, y en la disminución de las prácticas sedentarias.

Fuente: JANO