¿Las vacaciones alargan la vida?

Todos sabemos que las vacaciones son necesarias, permiten desconectar, descansar, cargar pilas y hacer cosas que el ritmo y la falta de tiempo de nuestra sociedad nos impiden durante el año. Lo que no sabíamos es que también pueden alargar la vida. Eso sí, también dependerá de cuántos días al año nos tomemos de vacaciones.

En efecto, porque un estudio finlandés ha concluido que lo más saludable en este sentido es tomarse por lo menos tres semanas de vacaciones. De hecho, concreta que, de la muestra estudiada, quienes se fueron menos de tres semanas de vacaciones tuvieron un 37% más de probabilidades de morir de 1974 a 2004 que aquellos que disfrutaron de un periodo más largo.

El estudio se ha realizado a lo largo de cuatro décadas con una muestra de 1222 ejecutivos de mediana edad, nacidos entre 1919 y 1934, y refuerza la idea de que es necesario hacer un paréntesis al año, pues como señala uno de sus autores, “no piense que llevar un estilo de vida saludable va a compensar tener un trabajo demasiado duro y sin vacaciones”. Timo Strandberg, profesor de la Universidad de Helsinki, Finlandia, puntualiza que “las vacaciones pueden ser una buena forma de aliviar el estrés”.

Los participantes en el estudio presentaban al menos un factor de riesgo de enfermedad cardiovascular (tabaquismo, presión arterial alta, colesterol alto, triglicéridos elevados, intolerancia a la glucosa o sobrepeso) y que siguieron pautas para mejorar su salud. Según los autores tener pocos días de vacaciones favorece el estrés que es más perjudicial en estas personas en riesgo cuya salud cardiovascular no es la óptima.