Menús de verano

frutas primaveraCon el calor de los meses de verano, el cuerpo pide (menús de verano) comidas ligeras y refrescantes para mantener una buena hidratación y hacer frente a las altas temperaturas. Por eso, ¡es el momento de cambiar y adquirir buenos y sanos hábitos alimentarios!

Para conseguirlo se aconseja reducir el consumo de fritos, comidas demasiado grasas y/o ricas en sal, precocinados, moderar las cantidades de alimentos y, si es posible, reposar tras las comidas.

Frutas y verduras, protagonistas

Además, en esta época contamos con aliados extraordinarios para aligerar nuestros menús: verduras y frutas frescas. Son fáciles de preparar  hay mucha variedad y están a buen precio. Gracias a su riqueza en agua nos ayudan a cubrir las necesidades hídricas del organismo. En forma de zumos, batidos, sorbetes, sopas… contribuyen a alcanzar los dos litros de agua que, como mínimo, deberíamos tomar a diario para restablecer el líquido perdido.

Y aunque presenten un bajo aporte energético, los azúcares simples de rápida absorción que contienen ofrecen una buena dosis de energía puntual.  También son ricas en fibra por lo que sacian mucho sin dejar sensación de pesadez.

También…

Pescado, lácteos bajos en grasas, carnes magras, huevo, legumbres (en ensaladas frías y ligeras), cereales integrales… completan la gama de alimentos con los que podemos preparar menús saludables este verano.

Algunos ejemplos

-Gazpacho; pescadilla con patata al horno, hierbas aromáticas y limón; tazón de fresas con yogur natural.

-Ensalada fría de garbanzos con queso feta y tomates cherry; pollo a la plancha con berenjena; dos rodajas de sandía.

-Crema fría de zanahoria y naranja; tortilla de atún con pisto; macedonia de melocotón, piña y melón frescos.

-Ensalada tabulé (cuscús, menta, tomate y limón); sepia a la plancha con calabacín; helado de yogur con sirope de manzana.

El seguro medico privado pone a tu disposición especialistas que te ayudan a cuidar de tu salud.

Leave a Reply