Motivos para comprar en el mercado

Muchos nos hemos acostumbrado a hacer la compra en el supermercado. Encontramos de todo, seguramente tenemos uno al lado de casa y nos resulta práctico por su variada oferta. Sin embargo, te animamos a recuperar el placer de comprar en el mercado, sobre todo si tienes niños, y descubrir con ellos todas sus ventajas:

  • En el mercado solemos adquirir productos locales y de temporada, lo que significa que recorren menos kilómetros antes de llegar a nuestras manos, con lo que la huella ecológica que implica comprarlos es menor que si los adquirimos importados.
  • Al ser productos de temporada, su precio suele ser mejor.
  • Conservan mejor las vitaminas, ya que no han tenido que congelarse para llegar hasta nosotros en condiciones, ni haber sido transportados durante días en cámaras frigoríficas. Esto también repercute en su sabor y frescura, además de en sus beneficios sobre la salud.
  • La economía local también se beneficia, ya que la ganancia va directamente al campesino local y no a las grandes cadenas de supermercados.
  • Dejarse aconsejar por los paradistas es otra de las ventajas de los mercados. Son sus productos, escogidos por ellos, y saben exactamente cómo son, qué te aportan y cómo puedes sacarles el máximo partido.
  • Si vas con niños, un sábado, por ejemplo, puede constituir una salida o plan de lo más agradable y productivo, pues aprenderán, sabrán de dónde sale la comida y también oficios diferentes.