Para mantener la pérdida de peso y reducir el riesgo cardio vascular, dieta mediterránea en calorías y actividad física

Seguir una dieta mediterránea baja en calorías y practicar actividad física de forma diaria ayuda a perder peso, reducir el riesgo cardiovascular y también a mantener estos beneficios al cabo de un año en pacientes con sobrepeso u obesidad y síndrome metabólico. Así lo ha demostrado el estudio PREDIMED-Plus (Prevención con dieta mediterránea-Plus), que ha evaluado a más de 600 pacientes de entre 55 y 75 años que tenían obesidad o sobrepeso y síndrome metabólico, es decir, que presentaban tres o más factores de riesgo cardiovascular, entre los que se incluyen obesidad abdominal, presión arterial alta, niveles de azúcar en sangre elevados, triglicéridos altos y colesterol HDL bajo.

12 meses después del estudio, un 33,7% de los pacientes que siguieron la dieta mediterránea hipocalórica y practicaban ejercicio diario, registró al menos un 5% de pérdida de peso. También presentaron mejoras en los parámetros de control del metabolismo de la glucosa y algunos marcadores de inflamación respecto al grupo de pacientes que no seguía esta dieta. Además, en aquellos pacientes con diabetes o con riesgo de padecerla, los beneficios de este cambio en el estilo de vida fueron especialmente superiores en cuanto al control de la glucosa.

Fuente: JANO