Sal en exceso desde niños

Un estudio de la Universidad Complutense de Madrid apunta que más de 8 de cada 10 escolares ingieren una cantidad excesiva, lo que se asocia con un aumento del riesgo de hipertensión, osteoporosis u obesidad. Los resultados, publicados en el European Journal of Nutrition, concluyen que los niños toman de media 7,8 g de sal al día, lo que supone que el 84,5% de los menores de 10 años y el 66,7% de los mayores de 10 consume más sal de la recomendada –entre 4 y 5 g de sal al día, respectivamente– por la Organización Mundial de la Salud.

Según los expertos, si desde la niñez consumimos alimentos salados, con toda probabilidad también lo haremos cuando seamos mayores. Por esta razón, es esencial reducir la ingesta de sal desde edades tempranas y, para ello, tenemos que conocer lo que comemos. En la mayoría de los países industrializados, como España, solamente el 20-25% de la sal que ingerimos procede de la sal de mesa. El resto está en alimentos que consumimos habitualmente.

Fuente: JANO