Sobrepeso e hiperglucemia en el embarazo aumentan el riesgo de pubertad precoz en las hijas

Un estudio publicado en Journal of Epidemiology, realizado a más de 15.000 niñas y sus madres, ha relacionado el sobrepeso materno y la hiperglucemia con el inicio temprano de la pubertad en niñas de 6 a 11 años. Y la pubertad temprana se ha relacionado con múltiples desarrollos de salud adversos a medida que las niñas crecen.

“Sabemos que el peso materno puede influir en el peso infantil. Lo que estamos observando es que el ambiente intrauterino también puede afectar al momento del desarrollo puberal de la descendencia, lo cual tiene sentido ya que los cerebros humanos se desarrollan en el útero y el cerebro libera hormonas que afectan la pubertad “, dice el autor principal, Ai Kubo, de la División de Investigación de Kaiser Permanente Northern California.

 La pubertad precoz, incluida la aparición precoz del desarrollo mamario o la menarca (inicio de la menstruación), eleva el riesgo de resultados adversos para la salud, incluida la obesidad, la diabetes tipo 2, el síndrome de ovario poliquístico y el cáncer en la adolescencia y la edad adulta.

Fuente: JANO