Tener pareja podría prevenir el riesgo de ataque al corazón

Un grupo de científicos de la Universidad de Keele, en Newcastle, Reino Unido, ha analizado 225 estudios publicados entre 1963 y 2015 sobre el impacto del estado civil en la salud cardiovascular. La conclusión principal es que el matrimonio podría disminuir, e incluso prevenir, la posibilidad de sufrir un ataque al corazón o un accidente cerebrovascular.

El análisis de los datos revela que, en comparación a las personas casadas, las divorciadas, viudas o que nunca han formado parte de un matrimonio presentan un 42% más riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares y un 16% más en el caso solo de patologías cardíacas de la arteria coronaria. Estar soltero también se asocia con un mayor riesgo de morir por estas causas –un 42% más por enfermedad coronaria y un 55% más por accidente cerebrovascular–. Además, el divorcio se relaciona con un 35% más de riesgo de desarrollar la patología cardíaca tanto en hombres como mujeres. Sin embargo, en los viudos de ambos sexos aumenta un 16% el de sufrir un accidente cerebrovascular.

Existen varias teorías sobre por qué el matrimonio podría proteger la salud. Estas incluyen la mayor rapidez en el reconocimiento y respuesta a los problemas de salud, un seguimiento más estricto de la medicación, más seguridad financiera, mayor bienestar y mejores redes de amistad.

Fuente: JANO