Transgénicos, pros y contras

Los alimentos transgénicos (también conocidos con el término OGM -Organismo Genéticamente Modificado-) son aquellos que han sufrido una modificación genética. Esto hace referencia a un organismo cuyo material genético natural se ha visto alterado mediante técnicas de ingeniería genética, ya sean plantas, peces, mamíferos, bacterias, etc. A la la palabra transgénico suele rodearle una connotación negativa, ya que se asocia a mutaciones genéticas alimenticias. No obstante, aunque ni los científicos se pongan de acuerdo sobre el tema y exista gran controversia, no todo sobre los transgénicos es malo. Aquí, lejos de posicionarnos, expondremos los pros y contras.

Argumentos a favor

  • Cultivos protegidos frente a virus, insectos, hongos y malas hierbas. Por lo que hay menores pérdidas de cultivos debidos a plagas y maleza.
  • Mejoras en el rendimiento de los cultivos y menor necesidad de pesticidas, que es bueno para el medioambiente y la economía, pues se reducen costes.
  • Al tener mejoras en el rendimiento, contribuye a un aumento de la producción.
  • Las plantas están preparadas y adaptadas a condiciones extremas (inundaciones, sequías…).
  • Plantas y frutos más nutritivos, resistentes y duraderos.
  • Se consiguen frutos y hortalizas de mayor tamaño y mayor tiempo de vida.
  • Cultivos que requieren de menos trabajo y maquinaria.
  • Se les pueden añadir vitaminas, minerales y proteínas que previenen la malnutrición y nos protegen de ciertas enfermedades.
  • Los alimentos transgénicos que se comercializan han pasado rigurosos controles de calidad. Los órganos científicos relevantes con autoridad (como la FAO, la OMS, la EFSA y otras) han estudiado los riesgos de problemas de salud (toxicidad o alergenicidad) y han concluido que el riesgo potencial de los alimentos preparados con OGM aprobados es del mismo nivel o inferior que el riesgo de los alimentos convencionales.

Argumentos en contra e inconvenientes

  • Su producción pone en riego la biodiversidad y puede acabar eliminando organismos no modificados y extinguiendo especies que encontramos actualmente en la naturaleza. Por ejemplo, puede que a la larga haya una única variedad de manzanas y el resto desaparezcan.
  • La modificación genética puede generar mayor resistencia de las bacterias a antibióticos.
  • Muchos organismos, como los hongos y virus, podrían mutar a especies desconocidas para su propia supervivencia.
  • En ocasiones la modificación genética es únicamente para que el alimento resulte más atractivo al consumidor (color, aroma…) y no para mejorar sus propiedades, incluso algunas podrían perderse.
  • Las semillas de los alimentos transgénicos están en manos de grandes multinacionales, con lo que perjudica al agricultor pequeño y tradicional.