Vivir en espacios verdes mejora la capacidad física de mayores

Se han añadido nuevas evidencias a la lista de efectos beneficiosos de los espacios verdes. Un artículo publicado en Environment International ha concluido que disponer de más espacios verdes cerca de casa o vivir más cerca de entornos naturales contribuye a una mejor capacidad física en edades avanzadas.

El objetivo de esta investigación liderada por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), era examinar por primera vez la relación entre el entorno natural y el declive en la función física en personas mayores. Para ello, el equipo reclutó a más de 5.700 participantes de entre 50 y 74 años en Reino Unido, que fueron invitados a tomar parte en tres seguimientos a lo largo de un periodo de 10 años (2002-2013). Entre los datos recogidos figuraban la vegetación en torno al domicilio y la distancia hasta el entorno natural más cercano (tanto espacios verdes como espacios azules).

El análisis de los datos mostró que, con el tiempo, las personas que viven en vecindarios con más espacios verdes o más cercanos a entornos naturales experimentaron una menor pérdida en la velocidad al caminar. De manera más específica, el grupo de participantes con mayor espacio verde alrededor del domicilio mostró un declive en la velocidad al caminar entre un 6 y un 7,5% más lento a lo largo de cinco años que el de residentes en las áreas con menor espacio verde.

Fuente: JANO