5 Grupos de alimentos que te impiden dormir

Lo que comemos o bebemos durante la cena puede condicionar la calidad del nuestro sueño, mejorándolo o, por el contrario, dificultando nuestro descanso, ya sea por un efecto estimulante o por molestias digestivas.

Por ello, a continuación citamos algunos alimentos o bebidas que deberíamos evitar si queremos conciliar el sueño y que éste sea reparador:

  • Alimentos flatulentos: las legumbres y las crucíferes como la coliflor, el brócoli o las coles de Bruselas son algunos alimentos que pueden provocar gases y ocasionar digestiones pesadas que dificulten el sueño. Para evitar estos efectos, se recomienda tomar las legumbres trituradas o en forma de humus de garbanzos, evitando acompañarlas con embutidos grasos, así como cocer suficientemente las verduras consumiéndolas en forma de purés.
  • Bebidas con cafeína y alcohol: el café, el té, el guaranà, el mate o las bebidas energéticas afectan al sistema nervioso central y cardiovascular, ejerciendo una acción directa sobre el sueño, ya que contienen metilxantinas (cafeína, teobromina, teofilina) que son, por una parte, estimulantes y, por otra, irritantes de la mucosa gástrica y causantes de molestias que repercuten en la calidad del sueño. Asimismo, cualquier bebida alcohòlica, aunque sea de baja graduación, también altera los ritmos circadianos, produce deshidratación y causa molestias digestivas.
  • Chocolate y cacao: contienen una sustancia denominada teobromina (sobre todo si el chocolate contiene una alta proporción de cacao), cuyo efecto final es muy similar al de la cafeína.
  • Alimentos ricos en aminas: algunos vinos, pescados en conserva (atún, caballa, boquerón, sardina), quesos madurados o el tomate contienen histamina, una sustancia que afecta a personas especialmente sensibles a ella y que provoca síntomas que pueden dificultar el sueño como cefaleas, migrañas, hipertensión arterial, temblores y erupciones cutáneas.
  • Especias picantes (pimienta, chile, pimentón picante, guindilla, etc.): las comidas condimentadas con este tipo de condimentos perjudican el sueño ya que aumentan la temperatura corporal, provocando sudores nocturnos, y producen malestar digestivo.

Por último, hay que indicar que, además de evitar estos alimentos concretos, para conciliar el sueño es importante no cenar demasiado tarde y evitar ingestas sustanciosas y ricas en grasas saturadas y azúcares en esta última comida del día.