Actividad física y salud de la mujer

runnerQue la actividad física es un hábito saludable y que debe formar parte de la vida de cualquiera, es evidente. Sea hombre o mujer, el organismo va agradecer todo aquello que le proporcione beneficios y la actividad física los ofrece. Pero llegados a este punto hay que hacer una puntualización, entre el organismo femenino y masculino existen algunas diferencias y, por tanto, los beneficios también pueden serlo.

 En todas las etapas

La anatomía y la fisiología femeninas evolucionan, siguiendo un patrón determinado por las hormonas. Estas serán las que a lo largo de los años, marcaran cuales serán las etapas vitales. Es básico que la actividad física exista en todas y cada una de estas etapas, porque todo el ejercicio que se practique desde edades tempranas ayudará a “sumar salud” más adelante.

Huesos fuertes

Un claro ejemplo es la densidad mineral ósea, es decir, tener unos huesos fuertes. Existen estudios que asocian el hecho de saltar a la comba con una mejor densidad mineral ósea en la edad adulta. Hay que tener en cuenta que en el momento que la mujer entra en la menopausia, esta densidad disminuye y, como consecuencia, aumenta el riesgo de fracturas.

Corazón sano

Es la menopausia una de las etapas en las que la actividad física tiene una gran importancia y todo ello está asociado con la “desaparición” de las hormonas femeninas (estrógenos y progesterona). Éstas, entre otros, tienen un efecto cardioprotector, lo que significa que mientras se segregan el corazón está protegido y existe menor riesgo de sufrir patologías como infartos o problemas de coronarias. En el momento en el que el ciclo hormonal cambia, este efecto disminuye y este tipo de patologías aumenta de manera sustancial. Es ahora cuando la actividad física puede actuar como “sustitutivo” de este factor protector que se ha perdido. Actividades como nadar, correr, bailar, nadar, ir en bicicleta y un largo etcétera son muy recomendables.

Mente activa

Además de aquellos beneficios “físicos” también existen los beneficios mentales. En este ámbito el ejercicio, sobre todo en el colectivo femenino, tiene un efecto socializador importante. Son muchas las mujeres que, independientemente de la edad que tengan o de la etapa en la que se hallen, encuentran en el deporte una manera de salir de casa y compartir experiencias. Son muchos los estudios que se han llevado a cabo a este nivel y queda claro que la socialización que ofrece la práctica deportiva está ligada al sexo femenino.

El seguro médico privado pone a tu disposición especialistas que te ayudan a cuidar de tu salud.

Leave a Reply