Alimentación postcovid

Tras el confinamiento, los ciudadanos españoles han aumentado entre dos y cinco kilos su peso corporal debido a múltiples factores como las limitaciones a la hora de realizar actividad física, la compra de alimentos poco saludables y el picoteo derivado de permanecer largas horas en casa y de la gestión de la ansiedad ante esta situación excepcional.

Por ello, a continuación, citaremos algunos consejos para recuperar hábitos de alimentación que nos permitan volver a nuestro peso antes del confinamiento sin caer en el error de realizar dietas milagro

  • Planifica tus comidas: no hay nada peor que la “improvisación” cuando llega la hora de comer ya que, con las prisas y el hambre, se tienden a elegir opciones rápidas y poco saludables como bocadillos, pizzas ultracongeladas o se acaba pidiendo “fast-food a domicilio”. Para evitar estas situaciones, lo ideal es tener un plan semanal para organizar de forma genérica las comidas y cenas para tener previsto y preparado aquello que vamos a comer.
  • Haz una lista de la compra saludable: tendremos mucho ganado si hacemos la compra con una lista planeada en la que incluimos vegetales, frutas, legumbres, pescado (aunque sea congelado), huevos, carnes magras y lácteos sin azúcares añadidos.
  • Acompaña siempre las comidas con vegetales: lo ideal sería que, en cada comida o cena, la mitad de lo que comemos fueran vegetales de cualquier forma o condición: ensaladas, verduras al horno, a la plancha, cremas frías o calientes de verduras, etc. El resto de nuestro menú debe estar formado por una pequeña ración de proteínas: carnes, pescados, legumbres, huevo) y un acompañamiento a base de patatas (no fritas), arroz, pasta, cuscús (mejor integral), quinoa…