Analizan la relación entre la exposición nocturna a la luz artificial y el cáncer colorrectal

Los resultados de un estudio del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), publicados en Epidemiology, concluyen que la exposición nocturna a la luz artificial exterior podría aumentar el riesgo de este tipo de tumor.

La luz de espectro azul es aquella que emiten la mayoría de luces LED de tipo blanco y muchas pantallas de tabletas y teléfonos móviles. En 2018, otro trabajo ya relacionó la exposición nocturna a la luz azul con un mayor riesgo de cáncer de mama y de próstata. El estudio se realizó con datos de aproximadamente 2.000 personas adultas de Barcelona y Madrid –660 con cáncer colorrectal y el resto una muestra aleatoria de la población de las dos ciudades– que nunca habían trabajado de noche, en el marco del proyecto MCC-Spain. La luz artificial nocturna exterior se registró con imágenes de la Estación Espacial Internacional (EEI).

Los resultados obtenidos en ambas ciudades mostraron que las y los participantes expuestos a niveles más altos de luz azul tenían un 60 % más de riesgo de sufrir cáncer colorrectal, comparado con la población menos expuesta. No se halló relación con el espectro de la luz general. “La luz nocturna, y en especial la luz de espectro azul, puede disminuir la producción y secreción de melatonina, en función de la intensidad y longitud de onda”, explica el director científico.

Fuente: JANO