Apósitos que detectan infecciones bacterianas en heridas

La multinacional alemana Hartmann y el centro tecnológico catalán Eurecat han ideado el nuevo apósito inteligente para monitorizar heridas de la piel, a partir de biotintas que hacen posible mediante una variación de intensidad de color la detección de infecciones.

El proyecto denominado K-BacTrack ha sido financiado por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) con la finalidad de “mejorar la calidad de vida de pacientes que presentan heridas, mediante una monitorización continuada” de la lesión, destaca el director de Desarrollo de Paul Hartmann SA, Fernando González. El control constante de la herida permite al mismo tiempo minimizar el tiempo de detección y terapia y, a la vez, reducir los costes de los servicios clínicos del tratamiento.

Fuente: JANO