Bulos sobre cómo aumentar las defensas ante el COVID-19

Ante la situación de propagación del virus COVID-19 y en la situación de confinamiento que estamos viviendo estos días, las redes sociales y las “fake news” son más proclives a propagarse en nuestros hogares, y van calando ciertos mitos alimentarios acerca de cómo evitar o incluso curar la infección por Coronavirus. Sin embargo, hay que ser cauteloso y crítico con las fuentes de información que consultamos ya que no tenemos ninguna certeza de la veracidad de los consejos que se difaman por las redes. Una de las recomendaciones que mayor eco ha tenido en estas semanas de cuarentena es la de que ciertos alimentos y/o suplementos alimentarios pueden ser útiles en la prevención de caer infectados dado que, supuestamente, mejoran nuestro sistema inmune. Podemos comer mejor y que nuestro sistema inmunológico esté en buenas condiciones, pero en ningún caso son hará inmunes a dicha infección ya que, como dicen las autoridades científicas, las mejores medidas preventivas son el aislamiento social, así como el lavado de manos, entre otros.

  • Tomar ajo: tal y como dice la Organización Mundial de la Salud (OMS), “el ajo es un alimento saludable que puede tener algunas propiedades antimicrobianas. Sin embargo, no se tiene la certeza de que comerlo proteja contra el virus que causa el brote actual”. Por ello, si te gusta el ajo, cómelo por su sabor y por su versatilidad a la hora de introducirlo en tus recetas, pero no como remedio infalible ni mucho menos.
  • Suplementos de vitamina C: es la vitamina que comúnmente se conoce como la reina de los antioxidantes y que, por ello, puede aumentar las defensas de nuestro organismo. Sin embargo, los suplementos farmacológicos de vitamina C si bien pueden ser útiles para reducir la severidad y duración de un resfriado común, no han demostrado ser eficaces para hacer frente a infecciones de virus que se propagan por vía aérea como el que estamos padeciendo.
  • Tomar bicarbonato con limón: esta propuesta se basa en el hecho de que el bicarbonato supuestamente alcaliniza nuestro cuerpo y que, por ende, un medio alcalino no enferma ante el ataque de virus. Esta afirmación no es tan sólo falsa, sino también peligrosa ya nuestra sangre se debe mover en un pH ligeramente ácido (entre 7,35 -7,45) y cualquier variación de dicho pH puede suponer un riesgo para nuestra vida.
  • Jengibre: es rico en vitamina C, tiene propiedades expectorantes, antitusivas, antisépticas y antiinflamatorias. Con ello, podemos decir que puede ayudar a combatir varios síntomas de la gripe o resfriado, pero ni mucho menos evita ni cura la infección por Coronavirus.