Cinco claves para vivir más o alargar nuestra longevidad

Aunque el envejecimiento es un proceso inevitable, está en nuestras manos poder retrasarlo y mantener una buena salud durante más tiempo. De hecho, aunque los factores genéticos condicionan la longevidad, lo hacen en un 25%; en el 75% restante son decisivos nuestros hábitos diarios. Y cada vez se conocen más cuáles son los factores que pueden ayudar a alargar la vida: vivir más y mejor depende, en gran parte, de nuestra actitud y los hábitos diarios:

1. Menos calorías, más antioxidantes: está demostrado que una dieta ligera ayuda a envejecer más lentamente y mantener una buena salud. Eso sí, aunque sea frugal, nuestra dieta debe ser completa y equilibrada. En este sentido, la dieta mediterránea se erige como una de las más saludables. La prueba es que la esperanza de vida en países como España, Grecia o Italia supera los 75 años de edad. Es importante que la dieta incluya alimentos ricos en sustancias antioxidantes, como los bioflavonoides (hortalizas, frutas y verduras de colores vistosos), vitamina E (aceite de oliva, cereales integrales, germen de trigo), vitamina C (cítricos, tomate, pimiento, perejil…), y minerales.

2. Ejercitar la mente: la curiosidad y la actividad mental mantienen el cerebro en forma, evitando que se atrofie la memoria y demás habilidades intelectuales. Plantearse objetivos y pensar en el futuro caracteriza a las personas que tienen un buen estado de salud durante años.

3. Ejercicio físico: actividades aeróbicas como caminar, nadar, ir en bicicleta o correr mejoran todos los indicadores de salud, sobre todo los relacionados con el sistema cardiorrespiratorio.

4. Relaciones sanas y ambiente sano: desarrollar actividades sociales es tan importante como hacer ejercicio o alimentarse bien. Además, es fundamental crear un ambiente saludable a nuestro alrededor: salir al campo, ventilar la casa, tener buena iluminación…

5. Más optimismo: ver las cosas de un modo positivo es una de las cualidades que distinguen a los ancianos saludables. Incluso se ha demostrado que las personas con mala salud, pero optimistas, aceleran su recuperación y viven más años que los enfermos con el mismo diagnóstico que se muestran pesimistas.

Un seguro médico privado te garantiza una asistencia médica, hospitalaria y quirúrgica sin listas de espera.

Leave a Reply