Combatir el golpe de calor

Estamos en época de calor y en algunas zonas de España hace días que se alcanzan temperaturas por encima de los 40ºC. En estas circunstancias es especialmente importante que todos, pero sobre todo los grupos de población más vulnerables, tomen las medidas pertinentes para protegerse del calor y evitar así sufrir episodios como los golpes de calor, que pueden poner en peligro su salud.

En este sentido, entidades como la SEMERGEN (Sociedad española de Médicos de Atención Primaria) y la Cruz Roja no se cansan de recordarnos lo que debemos hacer.

Para empezar, recordemos que los grupos más vulnerables son: las personas mayores, los menores de cuatro años, las mujeres embarazadas, los enfermos crónicos y personas discapacitadas y las personas con sobrepeso.

Protégete

En cuanto a las medidas de protección, pasan por:

  • Beber líquidos a menudo, sobre todo agua, zumos, infusiones frescas… evitando, eso sí, las bebidas alcohólicas, con cafeína y azucaradas pues deshidratan.
  • Realizar comidas ligeras y ricas en agua (ensaladas, verduras, gazpachos y sopas frías…)
  • Vestir ropa de tejidos ligeros, que vaya holgada y deje transpirar, y de colores claros.
  • Utilizar gorros o sombreros de ala, que protejan bien del sol, así como calzado que transpire y resulte cómodo.
  • A la hora de exponerse al sol, es fundamental evitar las horas centrales del día, y utilizar la protección solar adecuada, sin olvidarnos de zonas como los labios, que aplicaremos 30 minutos de la exposición de forma generosa y cuya aplicación iremos repitiendo. Evitaremos productos fotosensibles (como los perfumes alcohólicos) y protegeremos también nuestros ojos con gafas adecuadas.
  • Evitar hacer ejercicio físico al mediodía.
  • Procurar permanecer en lugares frescos, tanto fuera como dentro de casa.

Si, a pesar de todo, alguien cercano sufre un golpe de calor; lo colocaremos a la sombra, le ofreceremos agua o bebida isotónica si está consciente, le quitaremos la ropa y pondremos paños de agua fría en axilas, frente y pecho.

Si está inconsciente le colocaremos en posición de seguridad, acostado de lado, y con las piernas flexionadas, con los paños de agua fría, y llamaremos al 112.