El cáncer y la quimioterapia no parecen aumentar el riesgo de muerte

Así lo revela una investigación del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas en Houston (Estados Unidos) según la cual las mujeres adolescentes y adultas jóvenes que fueron diagnosticadas de cáncer y recibieron tratamiento de quimioterapia antes del embarazo no presentan un mayor riesgo de muerte fetal. Un hecho que proporciona información de importancia crítica para las mujeres que están preocupadas por su capacidad para dar a luz a un niño sano después del cáncer.

Algunos tratamientos de quimioterapia y radioterapia tienen efectos gonadotóxicos, lo que significa que pueden dañar los óvulos. Estudios previos han sugerido que la salud de la descendencia podría verse afectada. Para probar esa teoría, el estudio vinculó los datos basados en la población del Registro de Cáncer de Texas con los certificados de nacimiento vivo y muerte fetal. Incluyeron 11,696 partos de 8.402 mujeres de 15 a 39 años a quienes se les diagnosticó cáncer entre 1995 y 2015 y los compararon con la tasa de muerte fetal en la población general. La tasa de muerte fetal en ambos grupos fue similar, menos del 1 por ciento.

Fuente: JANO