El fin del uso de la gasolina con plomo en todo el mundo evitará más de 1,2 millones de muertes prematuras a nivel global

La ONU celebra este hito, que se ha alcanzado tras una campaña de casi dos décadas de la Alianza para combustibles y vehículos limpios liderada por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

En la década de 1970, casi toda la gasolina producida en el mundo contenía plomo y, en 2002, cuando la agencia de la ONU comenzó su campaña para eliminar el plomo en la gasolina, esta era una de las amenazas ambientales más graves para la salud humana. Así, este peligroso metal ha estado contaminando el aire, el polvo, el suelo, el agua potable y los cultivos alimentarios durante la mayor parte de un siglo.

En este sentido, la gasolina con plomo causa enfermedades cardiacas, cerebrovasculares y cáncer. También afecta al desarrollo del cerebro humano, especialmente de los niños. De hecho, estudios sugieren que la exposición a este contaminante puede reducir el coeficiente intelectual entre 5 y 10 puntos.

Por ello, prohibir el uso de gasolina con plomo, además de evitar millones de muertes prematuras al año, aumenta el coeficiente intelectual de los más pequeños, reduce las tasas de delincuencia e implica ahorros de hasta 2,45 billones para la economía mundial.

Fuente: JANO