Geles hidroalcohólicos, cuál elegir

Utilizamos geles hidroalcohólicos a diario, en las tiendas, en las empresas, en casa…, y llevamos alguno encima. Pero no todos son igual de eficaces, y ahí radica el riesgo, pues nos sentimos protegidos al aplicarlo, pero en realidad no lo estamos, con las consecuencias que esto puede suponer.

Cómo saber que elegimos bien

Para saber que estamos escogiendo un buen gel, nos podemos fijar en las recomendaciones que ha publicado la Organización Colegial de Enfermería, que se ha mostrado preocupada porque los ciudadanos están comprando geles que no sirven frente al virus. En primer lugar, hemos de diferenciar entre un gel higienizante y un gel desinfectante, y es este último el que deberíamos adquirir. Estos han de tener un porcentaje de alcohol de entre el 70% y el 90%. Si tiene una concentración inferior no resulta efectivo, y si tiene una concentración superior a 90 se evapora rápidamente y no permite suficiente tiempo de contacto con el virus para eliminarlo. Por tanto, en ninguno de ambos casos estaríamos adquiriendo un buen producto. Además, al fijarnos en la etiqueta, es preferible que el gel cumpla la normativa UNE14476 para asegurarnos de su actividad viricida.

Asimismo, desde este organismo insisten en el hecho de que la higiene de manos con hidrogel debe hacerse cuando no se disponga de agua limpia y jabón, que sería siempre la primera opción, después de tocar cualquier superficie que pueda estar contaminada ya sea dentro de domicilio o en la calle.

Hemos de recordar, igualmente, que debe aplicarse bien, es decir, durante 20-30 segundos, y esperar a que se seque para que sea efectivo. Es importante que toquemos sólo nuestro envase personal, y evitemos tocar los de uso colectivo.