La dermatitis atópica es fuente de estrés y depresión en muchos afectados

Del estudio más grande realizado en Europa sobre calidad de vida con la forma severa de esta patología, que supone uno de cada cinco casos, se han extraído datos interesantes. Los resultados, a partir de 1.189 afectados de República Checa, Dinamarca, Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, España, Suecia y Reino Unido, ponen en tela de juicio la idea preconcebida de los efectos de la dermatitis atópica sobre la vida de los pacientes.

Así, constata que más del 50% trata de esconder el eccema, el 58% se avergüenza de su piel, más del 70% envidia a las personas con piel normal, el 23% no ve con optimismo su vida con dermatitis atópica y el 25% siente que no puede hacer frente bien a la patología. De ahí que muchas personas sufran estrés e, incluso, depresión. Por otro lado, el 45% presentaba síntomas graves en el momento de realizar la encuesta y, a pesar de los cuidados, sufría casi a diario de piel seca o áspera (36%), picores (28%), piel cuarteada (17%) y descamación (20%). De hecho, solo el 15% se muestra muy satisfecho con su tratamiento actual.

Por ello, desde la asociación han aprovechado para solicitar mayor inversión en investigación con el objetivo de desarrollar mejores tratamientos y poner fin a los ciclos y brotes que dominan sus vidas.

Fuente: JANO