La mayoría de los niños con trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) no lo supera en la edad adulta

De hecho, solo lo consigue el 10 por ciento, según un estudio de la Universidad de Washington (Estados Unidos), que concluye que este trastorno se manifiesta en la madurez de distintas maneras y sufre altibajos a lo largo de la vida. “Aunque en la mayoría de los casos cabe esperar periodos intermitentes de remisión, el 90 por ciento de los niños con TDAH del Estudio de Tratamiento Multimodal del TDAH siguieron experimentando síntomas residuales en la edad adulta”, señalan los autores.

La medicación y la terapia son los dos principales tratamientos para el TDAH. Pero, según la investigadora principal, Margaret Sibley, las personas también pueden buscar sus propias “habilidades saludables” para hacer frente al trastorno. De hecho, los investigadores apuntan que la mayoría de las personas que técnicamente ya no cumplen los criterios para el TDAH en la edad adulta siguen teniendo algunos rasgos de TDAH, “pero se las arreglan bien por su cuenta”, afirman.

“La clave es encontrar un trabajo o una pasión en la vida con la que el TDAH no interfiera”, asegura Sibley, que informa de que “una gran cantidad de personas creativas tienen TDAH porque son capaces de tener éxito en sus esfuerzos creativos”. En cambio, señala, un trabajo “muy orientado al detalle y en un ordenador todo el día podría ser una combinación muy difícil” para una persona con TDAH.

Fuente: JANO