La vacunación de niños reduce la circulación del virus y permite avanzar a la inmunidad de rebaño

Son dos de los motivos por lo que la Asociación Española de Pediatría (AEP) recomienda la vacunación frente al coronavirus SARS-CoV-2 en niños de 5 a 11 años. Considera que, si bien la COVID-19 en general es leve en los niños de esta edad, en ocasiones puede complicarse. Además, recuerda que con su vacunación se disminuye la circulación del virus, la aparición de nuevas variantes y se logra la inmunidad de rebaño.

La AEP destaca que, asimismo, se consigue mantener espacios educativos seguros, que permitan la normalización de la escolarización y las relaciones interpersonales de los niños, con el consiguiente bienestar psicoemocional. Y con su inmunización no se priva a la población infantil del beneficio que aporta la vacunación, del que ya gozan los mayores de 12 años, “aunque los objetivos en términos de salud sean diferentes”.

Aparte, añade la sociedad científica, “es necesario tener en cuenta que actualmente la incidencia acumulada de infecciones por SARS-CoV-2 es más alta en los niños menores de 11 años que en cualquier otro grupo de edad”. Esta carga de enfermedad justifica, en opinión del Comité Asesor de Vacunas de la AEP (CAV-AEP), l a vacunación de todos los niños, siempre que existan vacunas con inmunogenicidad, efectividad y seguridad apropiadas.

Fuente: JANO