Las personas hipertensas tienen más riesgo de ser hospitalizadas por COVID

Tener la presión arterial elevada duplica con creces el riesgo de hospitalización a causa de infección por la variante Ómicron del coronavirus SARS-CoV-2, incluso a pesar de la pauta de vacunación completa, incluida una dosis de refuerzo, según una investigación que ha analizado a adultos hospitalizados por COVID-19 en Los Ángeles (Estados Unidos) entre diciembre de 2021 y abril de 2022, el impacto de la hipertensión en la enfermedad grave de COVID-19 se mantuvo incluso en ausencia de otras enfermedades crónicas como diabetes tipo 2, enfermedad renal o insuficiencia cardíaca.

Las vacunas ayudaron a reducir las muertes y algunos de los efectos secundarios más graves de la infección al principio de la pandemia. Una dosis de refuerzo redujo aún más los riesgos de enfermedad grave hasta en un 70 por ciento, según un estudio observacional realizado en Israel. Sin embargo, una parte de las personas totalmente vacunadas y reforzadas aún requirieron hospitalización durante una oleada temprana de la variante Ómicron.

La infección por Ómicron lo suficientemente grave como para causar una hospitalización puede ocurrirle a un adulto de cualquier edad, especialmente si una persona tiene hipertensión, incluso si no tiene ninguna otra enfermedad crónica importante. Las personas que corren más riesgo no son necesariamente quienes pensamos. No son los más enfermos entre los enfermos, y esto fue un hallazgo sorprendente”, explica el líder del estudio.

Fuente: JANO