Las terapias psicológicas online, tan eficaces como las presenciales

La tecnología, y particularmente Internet, se ha convertido en algo cotidiano para la gran mayoría de personas en nuestra sociedad. Por ello, también las ciencias de la salud han ido potenciando progresivamente los recursos que ofrece el mundo virtual para acercar a las personas las posibilidades que pueden ofrecer, adaptándose a las necesidades individuales.

La Universitat Jaume I, a partir de la Plataforma Psicología y Tecnología, lleva años estudiando la utilidad de las diferentes tecnologías (realidad virtual, realidad aumentada, Internet, Apps…) a la hora de valorar y tratar diferentes trastornos psicológicos, fundamentalmente trastornos emocionales, trastornos de la personalidad y trastornos médicos como el dolor crónico, a partir de la creación de programas psicológicos específicos.

Las personas pueden acceder a los diversos programas a partir de cualquier dispositivo con conexión a Internet, para aprender y practicar estrategias psicológicas. Las posibilidades son múltiples, desde los tratamientos exclusivamente autoaplicados, hasta tratamientos combinados con sesiones cara a cara, dependiendo del caso y la problemática.

Ventajas

Cada vez existen más estudios nacionales e internacionales, así como metaanálisis, que avalan la eficacia de los tratamientos apoyados por internet y los equiparan a los tratamientos cara a cara, tanto a corto como a largo plazo.

La principal ventaja de estos tratamientos es la accesibilidad. Los problemas emocionales están muy extendidos pero los recursos son limitados. Estos programas son una forma de hacer que la psicología pueda llegar a mayor escala a la sociedad, sobre todo si se implantase a través de la sanidad mental pública.

Es importante que un tratamiento psicológico a través de Internet avale las credenciales de sus profesionales y garantice la correcta aplicación de la ley de protección de datos.