Las vacunas de refuerzo del COVID producen un 70% de protección adicional, que dura de 4 a 5 meses

Las vacunas de refuerzo reducen significativamente las tasas de hospitalización en personas ya inmunizadas frente a la COVID-19, según ha puesto de manifiesto un estudio llevado a cabo por investigadores del Providence Health&Services (Estados Unidos).

En concreto, han observado que estas vacunas producen un 70 por ciento de protección adicional, la cual dura de 4 a 5 meses. Si bien estudios anteriores han establecido la asociación entre los refuerzos y la disminución del riesgo de desarrollar COVID-19 grave, en comparación con personas no vacunadas, este estudio es único en el que se ha analizado a personas completamente vacunadas.

“Esta investigación nos muestra que incluso si está completamente vacunado, obtener un refuerzo tiene un valor real. En comparación con las personas que solo recibieron sus vacunas iniciales, las personas con refuerzos tenían muchas menos probabilidades de tener COVID-19 grave durante 4-5 meses después de la vacuna de refuerzo”, concluyen los investigadores.

Fuente: JANO