Los pacientes de cáncer de pulmón que dejan de fumar tras su diagnóstico mejoran su supervivencia global

En concreto, mejoran su supervivencia global en un 29 por ciento en comparación con aquellos que siguen fumando después del diagnóstico, según un estudio del Instituto de Investigación, Prevención y Red Clínica del Cáncer de Florencia (Italia), en el que resumen la evidencia actual sobre si dejar de fumar en el momento del diagnóstico o en torno al mismo tiene un efecto beneficioso sobre la supervivencia de estos pacientes.

Encontraron que dejar de fumar después del diagnóstico se asoció significativamente con una mejor supervivencia general, consistentemente entre los pacientes con cáncer de pulmón de células no pequeñas, cáncer de pulmón de células pequeñas o cáncer de pulmón de ambos o de tipo histológico no especificado.

Según el estudio, dejar de fumar puede desempeñar un papel positivo en la supervivencia del cáncer de pulmón porque el humo del tabaco favorece el crecimiento, la progresión y la diseminación del tumor; disminuye la eficacia y la tolerancia a la radioterapia y la terapia sistémica, y aumenta el riesgo de complicaciones postoperatorias y de segundos cánceres primarios.

Fuente: JANO