Más de la mitad de niños españoles tiene deficit de sueño

El doctor García Borreguero ha comentado datos recientes sobre la calidad del sueño infantil que reflejan que el 66% de los niños deciden ellos mismos a qué hora se van a dormir. “Son muchos los que se quedan viendo la televisión o jugando con el ordenador o los videojuegos hasta el momento de acostarse. Todo esto ha hecho que el déficit de sueño a estas edades se haya agravado y, de hecho, hay estudios recientes que demuestran que los niños duermen actualmente treinta minutos menos de media con respecto a 1985. Así mismo, sabemos que de cada 10 niños, sólo 4 duerme el número de horas necesario”.

En este sentido, recalcó que es muy importante que los niños aprendan en sus primeros años a mantener unas rutinas saludables de sueño y seguir reforzando este aprendizaje a lo largo de la infancia, ya que un niño con unos hábitos de sueño deficientes tendrá problemas de adulto en este sentido. También destaco que “la exposición a la luz en las últimas horas del día puede alterar significativamente el sueño infantil”.

Según explica el Dr. Diego García Borreguero, director del Instituto de Investigaciones del Sueño, se sabe que la falta de sueño afecta a los menores fundamentalmente en tres aspectos: por un lado, les predispone a la obesidad y a padecer en el futuro síndrome metabólico y diabetes. Por otro, altera algunos de los procesos metabólicos que se producen durante el sueño; es lo que ocurre con la hormona del crecimiento, un 60% de cuya secreción se produce durante la primera hora de sueño infantil. Y, por último, la falta de sueño afecta significativamente a los procesos de aprendizaje y memorización de los niños”.

En cuanto a las consecuencias de este déficit de sueño, el doctor García Borreguero señaló que “aproximadamente el 25% de los niños presentan dificultades para mantenerse despiertos a la mañana siguiente, y entre el 15 y el 30% tienen somnolencia en clase, lo que les lleva a estar más dispersos y, en consecuencia a aprender peor, además de estar más irritables”.

Fuente: JANO

Leave a Reply