Menos sueño, más enfermadad

sueñoAsí lo manifiesta un estudio alemán que ha encontrado una de las claves de por qué la gente con problemas de sueño tiende a enfermarse más a menudo.

Y es que todos sabemos que dormir bien favorece el buen estado de salud en general, pero hasta ahora no había datos concluyentes que explicasen de forma precisa la predisposición a enfermar de aquellos con una mala calidad del sueño o que, por diferentes motivos, alteran su ciclo vigilia-sueño de forma frecuente.

El estudio, publicado en American Journal of Physiology demuestra que, mientras dormimos, nuestro sistema inmunitario se reinicializa y hace que mantenga todas sus funcionalidades. Para realizar el estudio tomaron muestras de sangre de 14 hombres sanos de unos 25 años, una vez cuando durmieron toda la noche, y otra vez cuando estuvieron toda la noche despiertos. Y en ambos casos analizaron los niveles de células T, que son los glóbulos blancos que forman la base del sistema inmunitario.

Cuando los participantes durmieron toda la noche, los niveles de todos los tipos de células T se redujeron en un plazo de tres horas tras quedar dormidos. Pero los niveles de células T permanecieron altos cuando los voluntarios se mantuvieron despiertos. Este rápido descenso en los niveles de células T en la sangre durante el sueño muestra “que incluso una noche sin sueño afecta al sistema inmunitario adaptativo”, tal y como explica la primera autora del estudio, Luciana Besedovsky. “Esto podría ser un motivo de que el sueño regular sea tan importante para la salud general”.

Estudios previos ya habían comparado la privación del sueño con el estrés, de manera que al igual que pasa cuando estamos sometidos a mucho estrés, también cuando no dormimos lo suficiente nos volvemos más susceptibles a infecciones. Al estar estresados segregamos más cortisol, hormona que interviene en funciones muy importantes del organismo, entre las que se encuentra la regulación de la respuesta al estrés. Según la Academia Americana de Medicina del Sueño, la privación severa de sueño altera también el sistema inmune y lo pone en acción, reflejando el mismo tipo de respuesta biológica que se presenta en situaciones de alto estrés.

Leave a Reply