Mitos sobre las cenas

cenasCuando se quiere seguir una dieta sana y equilibrada, a la hora de pensar en realizar una cena ligera es cuando se nos complica, pues existen algunas teorías populares sobre las cenas que nos hacen dudar de si lo estamos haciendo como deberíamos o no. Para que podamos cenar con la tranquilidad de estar haciéndolo bien, a continuación ponemos en su sitio algunos de los mitos que más confusión generan.

Si no cenas, no pasa nada, es sano y pierdes peso.

La práctica de saltarse la cena es errónea para la salud ya que se produce un largo ayuno en el que aparece un desequilibrio alimentario que descompensa los niveles de azúcar en sangre. La consecuencia es que se aprovecha más el aporte energético de la siguiente comida y se guarda en forma de grasa, lo que puede provocar aumento de peso. Asimismo, saltarse la cena podría provocar ansiedad por comer y hacerlo en mayor cantidad en la siguiente ingesta. Por tanto, no solamente es una mala praxis sino que será contraproducente y una mala estrategia si quieres cuidar la línea.

La cena debe ser muy baja en calorías.

El aporte calórico de la cena es muy parecido al de la comida, sólo se diferencian en un 5% de calorías (30% de las calorías diarias la comida, y 25% la cena). Es decir, se tiene que cenar siempre más ligero que las comidas pero no como un pajarito. Sin embargo, los alimentos que se deberían escoger al cenar son los de más fácil digestión como el pescado blanco, el huevo, pavo, sopas, cremas ligeras de verduras… y también cocciones como el vapor, horno, hervido…

No hay que comer hidratos de carbono en la cena.

El mundo culpa a los hidratos de carbono del aumento de peso y grasa si se ingieren por la noche ya que se cree que no se utiliza la energía que proporcionan y se acumula. El problema no reside en qué momento del día se consumen sino en la cantidad total consumida. La clave está en conseguir consumirlos con moderación y elegir cómo se toman. Hay evidencias claras de que una adecuada proporción de hidratos de carbono complejos permite alcanzar un peso menor. Por otro lado, éstos son la única fuente de energía para el cerebro, con lo que se necesitan a diario.

Ejemplos de cenas saludables y ligeras…

  • Brócoli con patata hervida. Tortilla a la francesa. Dos ciruelas.
  • Tomate aliñado con lechuga, maíz y pechuga de pavo a la plancha. Yogur 0% de cereales.
  • Sopa con fideos. Merluza al horno con calabacín. Bol de fresas.
  • Carpaccio de champiñones y rúcula con vinagreta. Tostada con huevo revuelto y espárragos. Yogur desnatado con bífidus.

El  seguro médico Medifiatc te da cobertura en todas las especialidades, sin listas de espera, sin copagos y sin restricción de visitas.  Como, por ejemplo, el endocrinólogo  que te ayuda a controlar tu peso y a adquirir hábitos de alimentación saludable. Consulta los especialistas en endocrinología que integran la Guía Médica de FIATC.

Leave a Reply