No renuncies al cacao

chocolateEl cacao es un alimento con propiedades estimulantes. A diferencia del café y el té, no se consume en forma de infusión y se precisan grandes cantidades de éste para que produzca un efecto estimulante.

Un poco de historia

Hace miles de años, antes del descubrimiento de América, que se conoce la existencia de la vaina y las semillas de cacao en México y América Central por las civilizaciones Mayas y Aztecas, las cuales lo utilizaban como moneda de cambio y para la creación de una bebida energética reservada al emperador, a los nobles y a los guerreros. El primer contacto europeo con el cacao se produjo con la llegada de Cristóbal Colón a América. Aunque no llegó a Europa hasta 1520.

Propiedades nutricionales

El cacao no sólo contiene alcaloides estimulantes, como la teobromina, sino también cantidades considerables de nutrientes: hidratos de carbono, grasas y proteínas, que lo convierten en un alimento muy energético.

Los  hidratos de carbono (16 g/100 g de cacao) son mayoritariamente almidones (una de las principales fuentes de energía para el organismo) y, en menor cantidad, azúcares. Las grasas (11 g/100 g de cacao) proceden de la manteca de cacao, que contiene una gran proporción de ácido esteárico, un tipo de grasa saturada (6,5 g/100 g de cacao) que no aumenta el nivel de colesterol en sangre. También aporta grasas monoinsaturadas (3,6g/100g de cacao) y poliinsaturadas.

En cuanto a micronutrientes, es una fuente de minerales como el potasio, el fósforo, el magnesio y el calcio. El cacao, además, contiene vitaminas del grupo B, sobre todo tiamina (B1) y  ácido fólico (B9). Otros componentes presentes son: la teobromina (estimulante, aunque con menor efecto que la cafeína) y polifenoles (antioxidantes).

Del cacao al chocolate

El chocolate es el producto que se obtiene de la mezcla homogénea de cantidades variables de cacao en polvo o pasta de cacao y azúcar, con o sin la adición de manteca de cacao. Según los ingredientes que se añadan y las proporciones utilizadas en su elaboración, se puede obtener una amplia gama de chocolates de distintos sabores. Los principales son: chocolate negro (debe contener más del 60% de pasta de cacao), chocolate con leche (la pasta de cacao casi nunca supera el 40%), chocolate blanco (técnicamente no es chocolate por su carencia de pasta de cacao, menos del 30%. Su sabor a chocolate se lo concede la manteca de cacao). Otros chocolates: chocolate de cobertura, chocolate con frutos secos, chocolate con frutas…

¿Cuánto tomar?

El chocolate debe consumirse con moderación. Cuando nos apetezca chocolate, lo ideal es coger un trocito, un cuadradito de una tableta o una onza, en lugar de toda la barra de o toda la caja de bombones. Y de entre todas las variedades de chocolate, es preferible optar por el negro ya que es el que contiene más cacao, por tanto, más antioxidantes, menos manteca de cacao y menos azúcares añadidos.

El seguro médico privado pone a tu disposición especialistas que te ayudan a cuidar de tu salud.

Leave a Reply